Es una de las comidas más populares del mundo, nacida en China y no Japón como muchos piensan, en la actualidad tiene algunos referentes de mucho peso en las ciudades de Nueva York, Los Ángeles, pero Tokio no deja de perder su magia con uno de los restaurantes de sushi más populares del mundo. Es que la esencia de este producto tiene la refinación de los japoneses de lo que comenzó como una forma de conservar el pescado de los chinos, para ser en la actualidad uno de los productos con mayor estatus de la Tierra.

Sucede que su combinación de sabores, que no todo el mundo puede preparar de la mejor manera, es una de las delicias que conquistará la mayoría de los paladares, y además, a diferencia de lo que se piensa, llevando adelante controles estrictos de cadena de frío y teniendo en cuenta algunas condiciones de almacenamiento, no reviste riesgo alguno para adultos sanos.

Explosión en el mundo industrializado

La era de la “japomanía” que tuvo lugar desde finales de los 70 en los Estados Unidos y durante los 80 y principios de los 90 en el resto del mundo, trajo consigo la aparición de cientos por no decir miles de nuevos restaurantes en todas partes del mundo, desde las grandes metrópolis de Europa y Estados Unidos, pero también en las grandes capitales de América Latina, como la ciudad de Panamá.

Una de las claves del éxito fue el descubrimiento de sus grandes beneficios para la salud, compuesto de arroz principalmente, entre los hidratos de carbono más saludables del mercado, pero además verduras y en algunas veces frutas. Pero por otra parte, una de las claves que lo hace tan importante para la salud es el aporte de proteínas de la mano de una carne magra y llena de beneficios como es el pescado.

En la actualidad se lo puede probar prácticamente en cualquier parte del mundo que visitemos, pero es la calidad y facilidad de conseguir pescado fresco en Panamá que la hace tan viable para este producto. En nuestra era, cadenas como Poked lo ofrecen a domicilio por si nos llegan las ganas de comer la versión ensalada del sushi, que está haciendo furor en el mundo y  que como demostraremos no sólo es muy saludable, sino que aporta micronutrientes que casi ningún otro plato puede sumar:

Producto magro

Excepto las versiones fritas, el resto son muy saludables al aportar proteínas desde un producto muy magro y rico en minerales como es el pescado. En algunos casos se utiliza centolla de características similares al salmón.

Rico en omega-3

Conocido por su capacidad de reducir el colesterol “malo” o LDL, este producto presente en grandes cantidades en el pescado, también ayudará a mejorar la salud neurológica de los consumidores, al aportarle este ácido graso responsable de mejorar las conexiones de los neurotransmisores.

Bajo en colesterol

Al ser un producto preparado con carne magra y muchas veces utilizando aguacate como uno de sus ingredientes, conseguiremos lo que se conoce como “grasas saludables”, además de un conjunto de vitaminas muy importantes para el organismo, como son la A, B y C.

Contra el hipotiroidismo

Las algas nori con las que se suele recubrir las piezas más comunes, cuentan con grandes cantidades de iodo, un producto esencial para evitar problemas de la salud como los de la tiroides.

Wasabi

El picante que acompaña a esta preparación es muy bueno para reforzar el sistema inmune, ya que cuenta con grandes cantidades de vitamina C y además encimas que ayudarán a la digestión.