Para tener el mejor estado de salud posible, uno de los puntos que es fundamental cuidar a fondo es nuestra alimentación. De la misma manera que una dieta inadecuada puede convertirse en un factor que contribuya al riesgo de desarrollar numerosas enfermedades, ciertos alimentos pueden ayudarnos a reducir este peligro.

El altramuz, la legumbre perfecta

Entre los productos propios de nuestro país existen algunos excepcionalmente saludables. Un ejemplo perfecto, si bien relativamente poco conocido, es una legumbre local: el altramuz.

Los altramuces son un alimento muy nutritivo, con un gran contenido en proteínas de calidad, una cantidad moderada de carbohidratos y una dosis significativa de fibra, fundamental para la salud intestinal. Son muy bajos en calorías, además: 100 gramos de esta particular legumbre sólo contienen 120 calorías en total.

Todas estas propiedades los convierten en una opción ideal para aquellas personas que necesiten perder peso por motivos de salud, ya que tienen un gran poder saciante.

Control del azúcar y el colesterol en la sangre

Sus beneficios van más allá de esto. Por ejemplo, la Fundación para la Diabetes Novo Nordisk destaca sus efectos positivos en la regulación de algunos parámetros como los niveles de azúcar o de colesterol en sangre, que cuando no se hallan correctamente equilibrados contribuyen a patologías como la diabetes, la obesidad o las enfermedades cardiovasculares.

A esto hay que sumar que los altramuces constituyen también un gran aporte de minerales como el zinc o el magnesio, con lo que contribuyen a mantener una correcta salud ósea, de los cartílagos y neuromuscular. Por otro lado, algunas investigaciones han reportado que podrían poseer ciertas propiedades antinflamatorias.


Huevos.

Eso sí, como sucede con otras legumbres, hay que señalar que las plantas del género Lupinus (al que pertenecen los altramuces, Lupinus albus) no deben consumirse crudas ya que contienen alcaloides que pueden resultar tóxicos para el ser humano. Un correcto procesamiento (que está garantizado en aquellos que se compran para consumo humano) elimina este peligro.