Los fabricantes de cosméticos para el cuidado de la piel intentan hacerle creer que solo comprando cremas antienvejecimiento usted puede recuperar una piel sana y joven.

Esto es falso por dos razones:

1 Un cóctel de contaminantes sobre su piel 

La mayoría de estas cremas contienen productos químicos: parabenos (disruptores endocrinos), conservantes (potencialmente cancerígenos) y muchos alérgenos.
Todas estas sustancias contaminan la piel y, paradójicamente, la hacen envejecer prematuramente.

 2. El verdadero remedio antienvejecimiento

Ni la cosmética ni la medicina antienvejecimiento, ni siquiera la cirugía plástica, pueden hacer mucho para combatir los signos de la edad en la piel.

Lo que hay que hacer es protegerla y nutrirla bien.

Y esto solo se puede hacer desde dentro, es decir, a través de la alimentación. 

Así lo asegura el Dr. Jean-Paul Curtay en el nuevo número de Los Dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar, donde da las claves sobre los alimentos indispensables para proteger su piel.

La “comida favorita” de la piel

La piel está formada por capas de células. Y a su vez cada célula está rodeada por una membrana compuesta por ácidos grasos. Por eso, entre los nutrientes presentes en los alimentos (carbohidratos, proteínas…), los lípidos (es decir, las grasas) son los más importantes para el cuidado de la piel.

Ahora bien, los ácidos grasos que conforman la piel son los que se ingieren a través de la alimentación. Y por supuesto no todas las grasas que comemos son de la misma calidad.

Algunas, como las grasas saturadas (presentes en la mantequilla, los quesos, el aceite de palma…), hacen que la piel pierda flexibilidad, son difíciles de quemar y tienden a acumularse en las membranas celulares (incluidas las de la piel).

Otras grasas, por el contrario, hacen que la piel sea más suave, más flexible y más radiante… Y están presentes en algunos alimentos de los que jamás sospecharía.

Grasas con muy mala reputación… ¡que sin embargo cuidan la piel!

En la familia de los ácidos grasos existen dos campos muy distintos: los omega 3 y los omega 6.

Para simplificar puede decirse que los primeros, los omega 3, son los ácidos grasos “buenos”. Se encuentran en ciertos peces (salmón, arenque, caballa, sardinas…) y en algunos vegetales, como por ejemplo en las semillas y el aceite de linaza, en el aceite de camelina, en las semillas de chía y en el aceite de colza.

Tienen efectos antiinflamatorios y son los que mejor alimentan la piel al promover una buena circulación de todos los nutrientes.

Los omega 6, por su parte, son los que tienden a denominarse ácidos grasos “malos”. Se encuentran principalmente en las carnes y en ciertos aceites vegetales como el de maíz, el de pepitas de uva, el de girasol, etc.

Estos omega 6 son muy inflamatorios, por lo que habría que limitar considerablemente su ingesta. Sin embargo, en la actual alimentación tienden a consumirse en exceso, lo que provoca efectos nocivos a largo plazo.

Es por eso que, por lo general, no se recomienda consumir ácidos grasos omega 6… ¡con la excepción de un caso muy concreto!

Se trata de un tipo de omega 6 que ofrece las mismas propiedades antiinflamatorias que los omega 3, y a las que se añaden muchos otros beneficios. Sobre todo para la piel.

Para que se haga una idea, el simple contacto de este aceite con las membranas de las células de la piel basta para mejorar su flexibilidad y su capacidad de retener el agua, es decir, para que la piel esté más hidratada.

Lo malo es que este ácido graso es muy escaso en la dieta actual. De hecho, solo puede encontrarse en dos variedades de aceite muy específicas.

Encontrará sus nombres en el apartado “Elija las grasas adecuadas para la piel” del próximo ejemplar de Los Dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar.

En él el Dr. Curtay también le indicará:

      • Cuánto aceite (y de qué tipo) debe tomar cada día para recuperar una piel flexible e hidratada.
      • La manera más adecuada de tomar estos aceites para obtener todos sus beneficios.

Más revelaciones sobre cómo nutrir su piel

El organismo es capaz de producir este valiosísimo ácido graso gracias a la acción de una enzima muy concreta: la delta 6 desaturasa. Sin embargo, para que esta enzima funcione necesita un nutriente particular… ¡del que más del 80% de la población tiene déficit!

¿Será su caso?

Desde luego, si aumenta la ingesta de este nutriente (en el Dossier se indica cómo puede obtener los mayores aportes), garantizará una piel saludable, firme y joven.

Y lo mismo ocurre con el resto de alimentos y nutrientes que el Dr. Curtay le detalla para reforzar su salud cutánea:

      • Vitamina C. Pero cuidado, porque no vale cualquiera. Muchos de los alimentos que la contienen no le servirán si hace un gesto muy común antes de consumirlos.
      • Carotenoides. Presentes en muchos vegetales, protegen las membranas celularesde la piel.
      • Betacarotenos. Entre ellos destaca uno que, gracias a su potente acción antioxidante, protege de la radiación solar.
      • Un nutriente muy valioso porque previene la oxidación de los ácidos grasos.

Además, el Dr. Curtay le desvela los agentes tóxicos que más dañan su piel y que prácticamente están en todas partes… ¡incluido el agua! Por ello también le ofrece valiosos consejos para evitar su contacto y prevenir así los numerosos trastornos que conllevan.

¡Y mucho más!

Empiece a cuidar su piel pero de verdad, desde dentro y a través de la alimentación.

Para ello solo tiene que suscribirse a Los Dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar y solicitar ahora su ejemplar, que será el primero de su suscripción anual, en la que cada mes le enviaremos un nuevo Dossier con las claves que nadie le cuenta frente a todo tipo de enfermedades.

Pero debe darse prisa y pedirlo hoy mismo, ya que hoy viernes 28 de febrero cerramos la lista de todos lo que van a recibirlo, y si quiere estar entre ellos debe correr y solicitarlo aquí. (Por supuesto, podrá leer todas las ventajas de su suscripción antes de confirmarla, así como elegir pedirlo en versión online en lugar de en papel).

Además, si se suscribe ahora se beneficiará de un precio increíble de solo 29 euros por todo un año de suscripción (12 ejemplares que empezarán con este sobre el cuidado de la piel). Una oportunidad magnífica de empezar a contar con la información que va a permitirle dar un nuevo impulso a su salud, pues en los próximos Dossiers irá descubriendo soluciones y estrategias para un sinfín de enfermedades y dolencias.

GRATIS: Tres grandes informes para enfrentarse a otras enfermedades dramáticas

La medicina avanza, pero es curioso que pese a todos los avances no dejan de hacerlo enfermedades que son una auténtica lacra en la actualidad. Por eso tan pronto se suscriba va a recibir por e-mail estos tres grandes informes de regalo:

Regalo nº 1. Informe Especial “Estrategia integral contra la artrosis”. Contiene todos los detalles sobre la dieta que combate la artrosis y los suplementos alimenticios más eficaces. Se le envía además de su suscripción y sin ningún coste adicional.

Regalo nº 2. Informe Especial “Vencer la diabetes mediante la alimentación”. Se trata de un informe revolucionario sobre la diabetes tipo 2. Le indica una dieta específica para controlar la diabetes y, en algunos casos, acabar con ella definitivamente. Este informe también se le envía como un plus, y no tiene ningún coste para usted.

Regalo nº 3. Informe Especial “No espere a que le diagnostiquen alzhéimer; prevéngalo”. Estas precauciones constituyen una solución real contra la enfermedad. Como la medicina convencional se ve totalmente impotente ante esta enfermedad dramática que adquiere visos de epidemia, este informe es indispensable para todos aquellos que deseen prevenir el alzhéimer.

100% Satisfacción: 30 días para cambiar de opinión

Suscribirse a Los Dossiers es muy asequible, y cuando reciba su primer ejemplar sobre el cuidado de la piel y sus tres informes de regalo podrá descubrirlo usted mismo.

Pero no basta que se lo digamos nosotros. Por eso usted cuenta con la garantía incondicional de que va a cumplir sus expectativas.

Una vez reciba su primer ejemplar y sus tres informes de regalo, tiene 30 días para cambiar de opinión si decide que no es lo que esperaba. Solo tendrá que llamarnos o escribirnos un e-mail haciéndonoslo saber. Al instante le harán la devolución íntegra de su dinero, hasta el último céntimo. Y por supuesto usted podrá conservar para siempre su ejemplar sobre la salud cutánea y sus tres informes de regalo.

Haga clic a continuación para apuntarse:

Quiero empezar a recibir Los Dossiers y tengo 30 días para cambiar de opinión

No olvide que debe suscribirse antes de la medianoche de este viernes 28. Y que tiene todo un mes para cambiar de opinión. ¡No tiene nada que perder!

¡A su salud!

La entrada Dos buenas razones para dejar de usar cremas antiedad aparece primero en Salud Nutrición Bienestar.