El atosiban es un fármaco que se administra por vía intravenosa con el fin de retrasar el parto prematuro. Debe su efecto a la capacidad que tiene de inhibir la acción tanto de la oxitocina como de la vasopresina, dos hormonas que intervienen en el proceso del parto, induciéndolo.

Inhibe la acción de la oxitocina a nivel del útero, lo cual causa una inhibición de las contracciones uterinas. Fue desarrollado en Suecia y apareció en la literatura por primera vez en el año 1985

Indicaciones del atosiban

Contracciones de parto

Como hemos mencionado al principio del artículo, este medicamento está indicado para retrasar un parto prematuro inminente. Se utiliza, sobre todo, en mujeres que presenten algunas de las siguientes situaciones:

  • Contracciones uterinas regulares de al menos 30 segundos de duración y con una frecuencia mayor o igual a 4 contracciones cada 30 minutos.
  • Dilatación del cuello uterino de 1 a 3 cm (0-3 para las mujeres que no habían dado a luz previamente) y borrado en un porcentaje mayor o igual al 50%.
  • Edad gestacional de 24 a 33 semanas completas.
  • Frecuencia cardiaca fetal normal.

Causas del nacimiento prematuro

A menudo, las causas del nacimiento prematuro no se pueden identificar claramente. Suele deberse a una combinación de factores como:

  • Enfermedades anteriores de la madre: como, por ejemplo, diabetes, hipertensión y enfermedades de las glándulas tiroideas o renales.
  • Infecciones.
  • Estrés psicosocial.
  • Edad de la madre: el riesgo de un parto prematuro aumenta si la mujer es menor de 18 años y mayor de 35.
  • Sustancias nocivas o tóxicas específicas.
  • Trastornos en el desarrollo del feto.

Sin embargo, también hay otros factores externos que pueden aumentar el riesgo de parto prematuro. Esto incluye, por ejemplo, el consumo excesivo de nicotina y alcohol.

Es importante tener en cuenta que el riesgo de aborto espontáneo puede reducirse si las mujeres embarazadas consumen alimentos saludables y no hacen esfuerzos en exceso.

Lee también: Embarazo en verano: cómo afecta el calor

Advertencias a la hora de utilizar atosiban

Cuando se utiliza atosiban en mujeres en las que no se puede excluir el riesgo de rotura prematura de las membranas, se deben valorar los beneficios del retraso del parto frente al riesgo potencial de padecer corioamnionitis.

La corioamnionitis es una infección del líquido amniótico y de las membranas que lo contienen. El líquido amniótico es un fluido que rodea y amortigua al embrión y luego al feto en el desarrollo del saco amniótico.

Este líquido permite moverse al feto dentro de la pared del útero sin que las paredes de éste se ajusten demasiado a su cuerpo. Además, también le proporciona sustentación hidráulica.

Por otra parte, todavía no existe experiencia con el tratamiento de atosiban en pacientes que sufren problemas renales como insuficiencia renal. Lo mismo ocurre con la insuficiencia hepática. Por esta razón, se debe tener especial precaución en este tipo de pacientes.

Descubre: Los mejores remedios naturales para la insuficiencia renal

Otras datos de interés sobre el tratamiento con atosiban

Atosiban

Las mujeres que tienen embarazos múltiples y en edades gestacionales entre los 24 y las 27 semanas, la experiencia clínica con el uso de este medicamento es limitada.

La razón de ello es que el número de pacientes tratadas con atosiban es muy pequeño. Por lo tanto, el resultado de los estudios realizados en este grupo de población es bastante incierto.

Lo mismo ocurre con la eficacia de volver a tratar con atosiban a una mujer que ya había sido tratada con este medicamento con anterioridad, es decir, el retratamiento.

En caso de retraso del crecimiento intrauterino, la decisión de continuar o reiniciar la administración de este fármaco dependerá de la evaluación de la madurez fetal.

Por otra parte, durante el periodo de tiempo que dure el tratamiento con atosiban, y en caso de persistencia de las contracciones uterinas, los médicos deberían considerar la monitorización de estas contracciones y de la frecuencia cardiaca del feto.

En definitiva, en los embarazos múltiples, los medicamentos como los que pertenecen al grupo de los bloqueantes del canal de calcio o los betamiméticos se asocian con un aumento significativo de padecer riesgo de edema pulmonar.

Por lo tanto, este medicamento ha de utilizarse con precaución en casos de embarazo múltiple y/o en concomitancia con otros medicamentos que potencien su efecto.

Conclusión

El atosiban es un medicamento que presenta los efectos contrarios a la oxitocina, una de las hormonas que preparan al organismo para el parto.

Por esta razón, se utiliza para el tratamiento de evitar los partos prematuros. Sin embargo, es de suma importancia conocer los riesgos y las precauciones que se deben tener a la hora de comenzar un tratamiento con este medicamento.

13 factores que pueden causar un parto prematuro

13 factores que pueden causar un parto prematuro

Descubre en este artículo todo lo que necesitas saber sobre los factores que pueden causar un parto prematuro. ¡Toma nota! Leer más »

The post Atosiban: indicaciones y advertencias appeared first on Mejor con Salud.