Obtener Código
Su Catálogo en Línea de Empresas y Profesionales de Panamá

Taser X26

Una arma Taser descarga 50.000 voltios produciendo en las personas parálisis muscular temporal.

Natalia Guerrero: BBC Mundo

La muerte del colombiano Israel Hernández de 18 años, después de recibir un disparo con un arma de electrochoques -o Taser- de parte de la policía de Miami Beach, calienta el debate sobre el uso de este tipo de armas en Estados Unidos.

Mientras la familia del joven pide una investigación sobre los hechos que condujeron a su muerte, el jefe de la policía de Miami Beach, Raymond Martínez, realizó unas declaraciones en las que justificó la decisión de sus agentes de usar el Taser sobre Hernández.

“Los oficiales se vieron obligados a usar el Taser para evitar un incidente físico”, dijo Martínez.

Usos y beneficios de los Tasers

Los Tasers son dispositivos de descargas eléctricas fabricados por una empresa llamada Tasers International que son considerados y promocionados como armas no letales, cuyo objetivo es “ayudar a los oficiales a doblegar a quienes consideren sospechosos”.

Durante la última década su uso se ha popularizado notoriamente, especialmente entre los agentes del orden, convirtiéndose en un elemento de uso frecuente en la policía y el ejército.

Según estadísticas publicadas en la página de Tasers International, “cada día se usa un taser 904 veces, salvando una vida de una muerte potencial o una lesión severa cada 30 minutos”.

clic Lea también: EE.UU.: muere joven colombiano tras ser impactado con una Taser

Más regulación y prudencia

Amnistía Internación publicó un informe previo en el que presentó las conclusiones del estudio de 98 de las muertes producidas por Tasers y en el que concluyó que el 90% de esas personas se encontraban desarmadas al momento de recibir la descarga.

Las recomendaciones de AI son: se requiere regulación, educación y prudencia en torno al uso de los Tasers.

AI cita el siguiente ejemplo en sus conclusiones: “Allen Kephart, de 43 años murió en mayo de 2011 después de que la policía le diera el alto por una presunta infracción de tráfico en el condado de San Bernardino (California). Kephart falleció después de que tres policías le sometieran a hasta 16 descargas”.

La página web de la compañía contiene un reloj de cuenta regresiva que va sumando el siguiente disparo en vivo y en directo cada dos minutos.

En el mismo sitio online, hay un informe escrito por los expertos académicos –y asesores de la compañía- James E. Brewer y Mark W. Kroll que sustenta el uso y la popularidad de estos artefactos, en el que se indica que la reducción de oficiales heridos desde que se ha aplicado el uso del Taser entre 2004 y 2007 fue del 63%, y la de los sospechosos heridos fue del 64%.

Pero estos dispositivos de descargas eléctricas también son populares entre los ciudadanos comunes, que los usan como elementos de defensa personal.

En EE.UU. su venta, porte y uso es permitido en 43 estados, exceptuando Hawaii, Massachusetts, Nueva York, Nueva Jersey, Rhode Island, y el distrito de Columbia. Las restricciones varían según algunas ciudades y estados.

La otra cara de la moneda: los muertos

En un informe presentado en 2012, Amnistía Internacional (AI) aseguró que entre 2001 y 2012 al menos 500 personas en EE.UU. murieron después de recibir una descarga con un Taser.

Israel HernándezIsrael Hernández recibió una descarga en la que participaron 6 policías, a pesar de estar desarmado y no representar una amenaza vital.

“De las cientos de personas que han perdido la vida en Estados Unidos tras el uso por la policía de armas Taser, se puede concluir que en decenas, y posiblemente veintenas de casos, se hizo un uso indebido de la fuerza”, acotó en una declaración Susan Lee, directora del Programa Regional para América de Amnistía Internacional, al momento de presentar el informe.

¿Pero cómo es posible que un arma no letal deje tantas personas muertas y que además su uso no esté regulado?

BBC Mundo habló con Douglas P. Zipes, cardiólogo e investigador de la Universidad de Salud de Indiana, quien publicó un estudio que contrasta con las bondades que ven en los Tasers las autoridades y sus fabricantes.

“Como lo digo en mi artículo, no hay duda de que un Taser puede producir una muerte repentina. Eso es absolutamente claro”, le dijo Zipes a BBC Mundo.

Zipes ha participado como experto en juicios que involucraron la muerte de personas a causa de Tasers.

“Qué tan frecuentemente pasa, no es claro porque nadie lleva esos registros y nosotros no sabemos cuántas veces le han disparado a una persona en el pecho con un Taser. Pero desde el punto de vista clínico no hay ninguna duda de que un disparo con Taser en el pecho puede causar un paro cardíaco y una muerte posterior”, recalcó el experto.

“Desde el punto de vista clínico no hay ninguna duda de que un disparo con Taser en el pecho puede causar un paro cardíaco y una muerte posterior”

Doctor Douglas Zipes, cardiólogo e investigador de la Universidad de Salud de Indiana

Incluso si la investigación concluyera que la sangre de Israel Hernández contenía restos de marihuana, “esto no debería tener ningún efecto en su muerte”, aseguró Zipes.

Hasta los detractores de los Tasers coinciden con sus fanáticos más acérrimos en que es mejor usar una pistola de descarga eléctrica que una de fuego, pero la mayoría lucha por que el uso no sea libre, sino que esté regulado.

“Yo he hecho un llamado a la regulación, a la educación, he hecho un llamado a evitar disparar con un Taser en el pecho, porque si usted dispara en la espalda o en otra parte no va a matar.

“El Taser no está bajo ninguna regulación del gobierno, no es un arma de fuego y entonces no queda bajo la ATF (Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos, que depende del Departamento de Justicia). No hay ninguna regulación sobre el uso de los Tasers o su venta”.

BBC Mundo intentó hablar con algún responsable de ATF para pedir más detalles sobre las políticas y regulaciones de las armas Taser pero no recibió respuesta.

¿Armas “no letales” o “menos letales”?

En la página de Taser International se explica que los Tasers no son considerados armas de fuego porque usan “cartuchos de gas inerte de nitrógeno comprimido para lanzar las sondas en lugar de pólvora”.

Pistola de descarga eléctricaLos detractores del uso de los Tasers han pedido durante años su regulación y restricción.

Queda la sensación de que salvo algunas excepciones estatales, quien regula, informa y entrena sobre el uso de los Tasers es la compañía que los fabrica y vende, Taser International.

De acuerdo al sitio Infowars y los sitios en línea Truth Not Tasers y Electronic Village, que hacen seguimiento constante a los eventos relacionados con el uso de Tasers, hasta la semana pasada, en 2013 habían muerto 41 personas después de recibir un electrochoque desde un Taser.

A falta de conocer el informe de la autopsia y los datos de toxicología, todo parece indicar que Israel Hernández murió para convertirse en el número 42 de esta lista, dejando sobre la mesa la pregunta de si esa muerte era evitable.

Si tal vez jugó en contra el criterio de los 6 policías que decidieron descargar el choque sobre un joven deportista, de estatura media, delgado y desarmado que estaba pintando un graffiti.

Las autoridades de Miami Beach anunciaron el viernes que se ha puesto en marcha una investigación sobre su caso. BBC Mundo intentó contactar con una voz oficial del departamento de policía del municipio para recabar más información sobre los protocolos y para saber con qué base se decidió disparar al muchacho, pero no obtuvo respuesta.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Copyright © 2012. All Rights Reserved.